domingo, 28 de febrero de 2016

Compostaje doméstico



El 45% de los residuos municipales está formado por materia orgánica, de los cuales gran parte se genera en los hogares y podemos sacarle provecho mediante la obtención de compost.

Abono, Residuos Vegetales Y Frutas, Compostaje
Restos orgánicos

Actualmente buena parte de los residuos que generamos en nuestras casas están formados por materia orgánica que tiramos a la basura, ya sea por que está en mal estado, son restos de comida o sobras. Tanto es así que casi la mitad de los residuos que se generan en los municipios están compuestos por restos orgánicos que por raro que pueda parecer, tienen un aprovechamiento útil, ¿Cuál es? El Compost.

Pero comencemos explicando por encima la gestión de los residuos "orgánicos". En la mayor parte de nuestro país, la materia orgánica de recoge en el contenedor gris de fracción resto (puede ser verde o de otro color según municipio) junto con otros residuos y solo en algunas zonas existe un contenedor diferenciado (de color marrón) exclusivamente para recoger restos orgánicos para su posterior compostaje. Este contenedor se irá extendiendo progresivamente por el resto de España para poder cumplir con los objetivos de reciclado de materia orgánica impuestos por Europa por lo que más temprano que tarde le tendremos en nuestras calles. Por lo tanto, los residuos vertidos en los contenedores grises de fracción resto van a parara una Planta de Tratamiento de Residuos Urbanos o a vertedero (esta última opción es la menos adecuada) y el contenedor marrón va a una Planta de compostaje, donde en ambos casos la materia orgánica se somete a procesos de compostaje o biometanización (obtención de biogás a partir de los residuos orgánicos) para ser aprovechada.
¿Y en qué consiste el compostaje? Pues no es otra cosa que la descomposición de la materia orgánica en presencia de oxígeno y en unas condiciones determinadas, donde el trabajo lo llevan a cabo bacterias y organismos en un transcurso de tiempo que varía según el procedimiento utilizado. Su finalidad es la obtención del compost, que es un "abono" natural, estabilizado, inocuo, sin fitotoxinas y que puede aplicarse como mejorador del suelo, en jardines y en cultivos, etc.

Este proceso que se desarrolla a gran escalas en Plantas de Tratamiento podemos realizarla a nivel particular en nuestras viviendas, comunidades de vecinos... Mediante el compostaje doméstico y comunitario, solo es necesario un compostador (aparato en el que introducimos los restos orgánicos para obtener compost) y voltear de vez en cuando la materia introducida, una pequeña trituradora para romper ramas gruesas, un termómetro para controlar la temperatura, para finalmente obtener un compost que afinamos con una criba y que podemos utilizar para nuestro jardín, huerto y demás usos.

Procedimiento de elaboración de compost

  • El compostador debemos colocarlo sobre el suelo, en un lugar sombreado, con espacio para maniobrar y resguardado de la lluvia y el viento.
Compostador abierto
  • Rellenar el fondo del compostador con ramas gruesas para que esté bien oxigenado
  • Añadimos material verde (resto de verduras, arroz, pasta, césped...) y material marrón ( podas, cenizas,etc) e introducir la mezcla en el compostador. cada vez que se introduzca material nuevo es necesario mezclar verde y marrón y este a su vez con el material que ya está dentro del compostador.
Desecho Verde, Abono, Recipiente Para Composta
Mezcla de material verde (degradación rápida) y marrón (degradación lenta)
  • Si pasado un tiempo se observa que el material está seco es necesario aportar algo de agua (no excesiva)
  • En unos 5 meses aproximadamente se obtiene el compost, para asegurarnos de que está en condiciones debemos observar que se encuentra a temperatura ambiente, sin restos identificables, sin mal olor y con un color oscuro.
  • El compost terminado debemos afinarlo mediante un cribado para retirar elementos que tarden más en descomponerse como restos de ramas, piñas etc y así obtener un material fino y homogéneo

Compost finalizado


Pero para hacer compost debemos saber que materiales se pueden añadir al proceso, ¿Verdad? Los siguientes materiales pueden formar parte del proceso de compostaje:

  • Restos de fruta y verdura, pescado y carne,...
  • Hojas, paja y podas
  • Servilletas de papel
  • Cartón y periódicos
  • Virutas de madera y cenizas
  • Lana, pluma, pelos
  • Estiércol de herbívoros
  • Bolsitas de té sin grapas y posos de café
  • Yogures

El compostaje doméstico tiene unas ventajas que es necesario resaltar:

  • Es una manera de complementar la gestión de residuos de las Plantas de Tratamiento
  • Es un proceso de un coste muy reducido y fácil de hacer
  • Contribuye a la concienciación ambiental del ciudadano
  • Sustituye la utilización de otros fertilizantes 

Como podéis ver, tenemos a nuestro alcance la posibilidad de sacarle partido a parte de nuestros propios residuos mediante su transformación en abono a través de un proceso "sencillo", que nos hace ser partícipe del cuidado del medio ambiente "reciclando con nuestras propias manos" aportando nuestro granito de arena en el tratamiento adecuado de los residuos. ¿Y tu, te animas a probar?.