domingo, 28 de agosto de 2016

Ropa con plástico reciclado

¿Sabías que una de las prendas de ropa que llevas puesta puede que contenga plástico reciclado?

Por extraño que parezca, es un uso muy común que se le da a un tipo de plástico que es de los mas utilizados en el empaquetamiento de bebidas y alimentos. Se trata del PET (Polietileno Tereftalato) un polímero lineal termoplástico obtenido por policondensación del  Ácido Tereftálico (C6H4(COOH)2) adicionado con Etilenglicol (CH2OHCH2OH). Algunas de sus principales características son su cristalinidad y transparencia, alta resistencia química, al desgaste y su fácil   reciclabilidad.
Gran parte de las bebidas que consumimos vienen envasadas en este tipo de plástico y podemos ver que nos encontramos ante él observando en la parte inferior del envase un triángulo con un número 1 en su interior que puede estar acompañado por las siglas PET o PETE.

 
Otra manera de comprobar si estamos ante una botella de Pet es observar un punto en la parte inferior del envase, causado en la fabricación de este.

En la imagen se puede ver el punto característico del que estamos hablando y también el código del triángulo con el número 1 y las siglas PETE.  

Con un material que tarda más de 100 años en descomponerse en la naturaleza, resulta lógico tratar de reciclar los residuos que no hayamos podido evitar generar, dándoles una nueva vida como envases o como otros productos como pueden ser textiles. Estos residuos son recogidos los contenedores amarillos que encontramos en nuestras calles y llevados a Plantas de selección donde son separados por materiales, tras esto se llevan a un reciclador donde se someten a un lavado y triturado para posteriormente reciclarse, en este caso, en forma de fibra textil. ¿Cómo es esto posible? Se debe a que los recipientes PET se elaboran con los mismos derivados del petróleo con los que se fabrica el poliéster.  Una gran ventaja es que todo este proceso de reciclaje reduce en un 92% el gasto energético para fabricar el poliéster con materias primas vírgenes, además de disminuir las emisiones de CO2 en un 72%.
Aproximadamente para obtener 1 metro de tela se necesitan 3 envases de 2,5 litros.


Prendas fabricadas con parte de plastico reciclado, en este caso pertenecientes a Decathlon.

Por lo tanto, los usos que se le pueden dar a los residuos mediante su reciclaje son muy diferentes y útiles, que conlleva en gran medida ahorro de energía, agua y materias primas, contribuyendo a evitar la degradación del medio ambiente y pasando de la economía lineal (de la cuna a la tumba) a una economia circular (de la cuna a la cuna) en la que la reducción, reutilización, reparación y reciclaje son la columna vertebral de la gestion de residuos.





Algunas fuentes consultadas:
www.twenergy.com
www.quiminet.com