martes, 16 de mayo de 2017

Día mundial del Reciclaje



Un año más llega el 17 de mayo, fecha en la que se celebra el "día mundial del reciclaje" para tratar de concienciar a la sociedad de una herramienta que tenemos a nuestra disposición para darle un aprovechamiento a los residuos que generamos a diario y que tienen un valor y una segunda oportunidad

¿Qué es el reciclaje?


El reciclaje consiste en una serie de procesos mecánicos y/o físico-químicos a los que se someten a diferentes materiales generalmente provenientes de residuos para otorgarles una segunda vida consiguiendo una serie de beneficios medio ambientales, económicos y sociales.

Algunos ejemplos de qué se puede conseguir reciclando y qué productos reciclados puede que estés utilizando sin que lo sepas

- Reciclando 80 latas de refresco se puede fabricar una llanta de bicicleta 
- Reciclando 22 botellas de plástico se puede fabricar una camiseta
- Reciclando 6 latas contrarrestas 10 minutos de emisión de un tubo de escape
- Muchas prendas de ropa y complementos están fabricadas con parte de plástico reciclado
- Muchos suelos acolchados de parques y pistas de atletismo o campos de césped artificial están fabricados con neumáticos reciclados
- Parte del mobiliario urbano como bolardos y columpios pueden estar fabricados con plástico reciclado
- El vidrio de un frasco,tarro, botella que tengas en casa puede proceder del reciclado de anteriores envases
- El motor de tu coche puede que esté fabricado con metal reciclado


¿Es el reciclaje la mejor opción?


Depende, puede resultarte extraño pensar que reciclar no es lo mejor para tratar los residuos cuando continuamente nos muestran anuncios, campañas de concienciación, etc sobre la importancia del reciclaje y los beneficios que conlleva. Y si, es cierto lo que se dice en ellos, pero hay algo más importante en lo que no parece que se estén enfocando los esfuerzos necesarios y es el principal punto a tener en cuenta, la prevención.

Quien habitualmente visite el blog le resultará familiar el dicho de "El mejor residuo es el que no se genera" y es ahí donde es verdaderamente importante hacer hincapié, por que si evitamos generar un residuo, nos ahorramos los costes económicos y ambientales de tener que tratarlos (llámese reciclaje, valorización energética o cualquier otro tratamiento)

Para eso, la Directiva europea y la Ley española establecen una jerarquía de tratamiento de residuos "lógica" para mitigar en la medida de lo posible los impactos adversos sobre el medio ambiente y la salud humana.

¿Reciclar es suficiente?


Rotundamente no, reciclar es solo un proceso de tratamiento  que debe complementarse con políticas de prevención, minimización y reutilización para tender a generar la menor cantidad posible de residuos, reciclando los que se hayan generado. Si simplemente centramos los esfuerzos en reciclar y no en los anteriores escalones de la jerarquía, no conseguiremos reducir de manera significativa la contaminación, el agotamiento de materias primas, deterioro del medio ambiente y como consecuencia la afección a nuestra salud. 

La conocida Regla de las 3R  (Reducir-Reutilizar-Reciclar) sitúa al reciclaje como última opción, anteponiendo la reducción y reutilización de residuos como opciones más favorables. Lo ideal y lógico es reciclar los residuos que nos ha sido imposible evitar generar y que ya no podamos reutilizarlos de ninguna manera.

Por lo tanto, la mejor opción para tratar los residuos es prevenir su generación lo máximo que sea posible y los que no se hayan podido evitar generar, reutilizarlos, y una vez que ya no se pueden seguir reutilizando, entonces sí, reciclarlos es la mejor solución. 
Todos nosotros podemos aportar nuestro granito de arena en ser más sostenibles y contribuir a mejorar nuestro entorno y la salud y hacer de cada día un día mundial del reciclaje, por que cada residuo cuenta.
Y recuerda que "El mejor residuo es el que no se genera"