martes, 19 de septiembre de 2017

MERCADONA APUESTA POR LA ECONOMÍA CIRCULAR



Desde hace ya algún tiempo es normal encontrar productos "Eco" en los establecimientos Mercadona, esto se debe a la firme apuesta de esta cadena de supermercados por la economía circular y supone un esfuerzo por parte de la compañía por el crecimiento sostenible respetando el medio ambiente, tratando de transitar del modelo de consumo actual de usar y tirar al nuevo modelo en el que se cierra el ciclo del producto
Para quien no lo conozca, Mercadona es una empresa familiar de capital español que cuenta con 1.614 establecimientos repartidos por toda la geografía española, tiene aproximadamente 76.000 mil trabajadores y da servicio a unos 5 millones de hogares. Por lo que se trata de una compañía de gran tamaño y cuyas decisiones y actuaciones tienen una gran trascendencia debido a la gran cantidad de productos que maneja.

La economía circular ha llegado para quedarse y las empresas se han dado cuenta y están tomando medidas, como es el caso que nos ocupa, que invierte una media anual de 21 millones de € en innovación. Aplicar medidas que se engloben dentro de este nuevo modelo económico requieren de un gran esfuerzo y tener una buena visión de cadena, aspectos que Mercadona parece haber tenido en cuenta a la hora de reducir los impactos negativos en el medio ambiente mediante la Reducción, Reutilización y Reciclaje de residuos.

Como no puede ser de otra manera, para un proyecto de esta envergadura y características es fundamental contar con socios a la altura de las consecuencias y comprometidos con la innovación, es ahí donde entra en juego SP-Berner, empresa que colabora con Mercadona en la innovación de plásticos.

¿En qué consisten las actuaciones de Mercadona en economía circular?

A través de los agricultores que surten de género a Mercadona, esta recupera una gran cantidad de materiales plásticos, que lejos de verlos como un residuo inservible, son considerado recursos y sirven de materia prima para la elaboración de productos.

Estos residuos  de plástico no se han podido evitar generar y no tienen una reutilización factible por lo que la mejor opción que les espera es el reciclaje, pero no pueden ser reciclados directamente al obtenerse de los agricultores ya que están mezclados con tierra y diferentes residuos considerados "impropios" (casi un 50%) y es necesario someterlos a un proceso de lavado y purificación para obtener un material apto para el reciclaje con un porcentaje muy bajo de impropios.
SP-Berner se encarga mediante un proceso industrial de transformar esos plásticos, a priori inservibles, en productos útiles, totalmente prácticos y de buena calidad que se venden en los estantes de Mercadona. Es probable que los hayas visto, incluso que tengas alguno y no sepas que se trata de un producto reciclado ¿Has notado alguna diferencia con respecto a otro tipo de productos similares? Probablemente, no.


Puedes identificarlos por una pegatina en la que pone "eco"



El caso de esta cadena de supermercados es un ejemplo de lo que las empresas están comenzando a desarrollar en su actividad, debido a que existen unos objetivos europeos en cuanto a residuos que hay que cumplir en 2020 y se está elaborando normativa sobre economía circular que significará un cambio de paradigma en el modelo de consumo actual y no tenemos más remedio que cambiar nuestro modelo económico para reducir los impactos negativos sobre el medioambiente y la salud, para conseguir un desarrollo sostenible y no comprometer los recursos del planeta ni seguir destruyendo los ecosistemas al ritmo actual.

Si quieres ampliar más información sobre la política medioambiental de Mercadona te dejamos la Memoria Medioambiental 2015-16