sábado, 18 de noviembre de 2017

5 CONSEJOS PARA UN "BLACK FRIDAY" SOSTENIBLE


Como ya es habitual desde hace unos años, el último viernes de noviembre llega a España y a otros países el llamado Viernes Negro o Black Friday. Durante las 24 horas del próximo día 24, tendrán lugar diferentes ofertas, que se sitúan en una media del 30% y que se traducirán en un consumo desmesurado de cientos de millones de euros, que en muchas ocasiones resulta innecesario. Este evento conlleva un aumento de las ventas de entre un 20-30%, lo que deja entrever la relevancia del consumo que se produce. Es tal la cantidad de productos que se compran que en lugar de Blak Friday podría llamarse "Día mundial del consumo".


Toda esta ingente demanda de productos tiene una serie de consecuencias negativas que afectan de manera directa a la salud y al medioambiente. Conlleva aparejada una enorme generación de residuos (envases y embalajes de cartón, papel, plástico, vidrio,..; productos viejos que se tiran al comprarse unos nuevos, etc) y emisiones de gases de efecto invernadero al producirse un incremento muy notable en el transporte de todos los productos por parte de las compañías de transporte y mensajería. Tanto los residuos como las emisiones contaminantes terminan afectando a la salud, aumentando los problemas respiratorios y otra serie de enfermedades, a parte de ocasionar un mayor consumo de recursos y energía.

Para transformar este hiperconsumismo en una forma de consumo mucho más responsable y sostenible existen una serie de sencillos consejos que puedes seguir para no contribuir al deterioro del medioambiente en general. 

Consume de manera consciente en el "Black Friday" "Green Friday" siguiendo estos consejos:
  1. Sentido común. A la vez es el menos común de los sentidos y ello se demuestra en eventos como el Black Friday, donde muchas veces este sabio sentido queda relegado en los más profundo del cerebro para dar rienda suelta al falso placer de haber comprado un "chollo". Y digo falso porque ante estas fechas de consumismo marcadas en el calendario, las empresas pueden aplicar una serie de artimañas para hacerte creer que estás comprando una auténtica ganga cuando en realidad no lo es, ¿Cómo puede ser? Pues un ejemplo, inflando el precio del producto varios días antes del Black Friday y posteriormente ofertarlo al precio al que se encontraba antes de la subida. Las publicidad con ofertas de productos inunda los canales de comunicación durante las fechas previas a este evento, por lo que tener por escrito que se necesita te ayudará a no salirte del guión y evitar caer en la tentación de las ofertas publicitarias.
  2. Evita compras innecesarias. Este es sin duda el mejor consejo que puedes seguir para evitar caer en la tentación (y muchas veces trampa) de las ofertas y descuentos exagerados, ya que muchas veces se va buscando un producto y finalmente terminas comprando más de la cuenta cuando realmente no hacen falta.  Una manera de conseguirlo es hacerse una lista de productos que son  realmente necesarios comprar y no salirse de ella para evitar caer en comprar de más.
  3. Compra productos con menos envases y embalajes. En muchas ocasiones, hay productos que se venden con un exceso de envoltorios que no hacen otra cosa que generar mayor cantidad de residuo, ya que estos envases solo perduran desde la tienda hasta el cubo de basura de casa. Un claro ejemplo de productos con sobre envase son algunos productos tecnológicos como smartphones o los productos de perfumería. Opta en la medida de lo posible por elegir productos que se presenten con la menor cantidad de embalaje posible y así reducirás los residuos generados y por tanto los costes ambientales de su contaminación; y los costes económicos de su fabricación, gestión y tratamiento (en caso de que terminen en un contenedor y no vertidos por el medioambiente).
  4. Elige productos reciclados y reciclables. El mercado cada vez tiene más oferta de productos fabricados con materiales reciclados, que tienen un menor impacto ambiental al haberse evitado la extracción de recursos vírgenes y las menores emisiones contaminantes en su fabricación. Existen multitud de sectores que utilizan esta segunda vida de los materiales, por ejemplo, el sector del textil cuenta con algunas marcas que ofrecen prendas y complementos fabricados con materiales reciclados, tales como calzado, prendas de ropa y complementos como bolsos, mochilas, gafas o gorros. Es conveniente elegir un producto que tenga materiales de fácil reciclaje una vez que te quieras deshacer de él, evitando en lo posible los materiales compuestos y mezclados como algunos plásticos o tejidos textiles sintéticos.
  5. Sin bolsa por favor. Antes de salir de casa en dirección al comercio, acuérdate de llevar tus bolsas de casa, mejor si son de tejidos naturales como el algodón, pero aún siendo de plástico, lo conveniente es que las reutilices todas las veces que puedas. Con este pequeño gesto, evitarás generar residuos de bolsas de plástico (cuyo fin se acerca) y reducirás la media del consumo que tiene España de 144 bolsas al año por cada habitante, terminando muchas de ellas formando parte de los ríos, mares y bosques.
Si sigues estas recomendaciones realizarás compras más responsables y sostenibles, incorporando la variante ambiental en la toma de decisiones a la hora de optar por unos productos u otros, practicando así un consumo proporcionado y con un impacto ambiental, económico y social más equilibrado.

Quizás pienses que porque tú sigas estos consejos no va a cambiar nada, ni va a mejorar la situación, pero siento decirte que te equivocas, ya que estás aportando un granito de arena que es muy importante. La suma de todos los gestos es vital para cambiar la tendencia actual, pensando globalmente y actuando localmente, tienes el poder de decidir cómo quieres contribuir a mejorar el mundo y a reducir la huella ambiental que dejas a tu paso.

Recuerda que el mejor residuo es el que no se genera